Sports San Nicolás

Fútbol

FUTBOL - Robaron la estatua de ENRIQUE OMAR SIVORI - Fue encontrada tirada en zona descampada

FUENTE: http://diario24.com.ar/noticia-14015_robaron-la-estatua-de-enrique-omar-svori

ROBARON LA ESTATUA DE ENRIQUE OMAR SÍVORI

El hecho habría ocurrido en la madrugada de este jueves, 12 de octubre.  En diálogo con LT24 el instructor judicial, Gustavo Telesco, lo calificó como un hecho de vandalismo atento a que la figura que recuerda al eximio futbolista no tiene valor comercial, ya que está realizado con materiales sintéticos. Informó que están analizando las imágenes que se encuentran en la zona para dar con los autores. Recordemos que la estatua se encuentra ubicada en Av. Alberdi y Guardias Nacionales.-

 

N.R: Cómo se puede entender este hecho? Es muy difícil, casi imposible, suponer que alguien se beneficie económicamente con este robo; todo lo contrario, porque el material de la estatua, en si mismo, no tiene valores comerciales. Así que sólo queda la bronca y el dolor por el daño y por la ofensa.  Quien o quienes hayan ultrajado la memoria del ilustre ídolo de nuestra ciudad y atacaron con este robo a un verdadero símbolo del futbol nicoleño, maltrataron los sentimientos de mucha gente, sobre todo, de quienes recuerdan con tanto amor a quien fuera uno de los mejores exponentes del futbol de nuestra región, en su historia.-

Simplemente, repudio, enojo y la sensación de que alguien no respeta a los otros y agrede los sentimientos de muchos.-

FUENTE: http://sannicolasnews.com/encuentran-la-estatua-de-sivori/

12.10.2017/ 13.10 La policía de acaba de encontrar tirada y cerca de una zanja,en la zona oeste de la ciudad, la estatua del futbolista Enrique Omar Sívori, que fuera robada de la esquina de Guardias Nacionales y Alberdi en las primeras horas de al mañana de hoy. La misma fue hallada  en calle Pringles al 2000 aproximadamente, en zona descampada, y con una cuerda alrededor del cuello, que fue utilizada para poder transportarla. La policía trabaja en la posible detención de los autores de este delito.

 

NOTA DE SPORT SAN NICOLÁS (23/03/2015)

VIDEO: http://www.youtube.com/watch?v=D1BZIG6nEIU

Una tarde repleta de emociones se vivió, este viernes, en el Paseo Costanero, con la inauguración que rinde un más que merecido homenaje a ENRIQUE OMAR SÍVORI, el reconocimiento que la ciudad le debía y que se hizo realidad. Organizado por la Municipalidad de San Nicolás, desde muy temprano, los hinchas riverplatenses y de la ciudad se hicieron presentes en Alberdi y Guardias Nacionales, llenando de colores blanco y rojo la tarde nicoleña, que se torno muy especial para todos quienes conocieron y admiraron a CHIQUÍN.

Una vez que llegaron los familiares y autoridades, se dio comienzo al acto, donde se leyó un recorrido de la carrera deportiva de ENIQUE OMAR SIVORI, donde se resalta su enorme trayectoria. Seguidamente, se dio a conocer una carta proveniente de Juventus de Italia, firmada por su presidente, Andrea Agnelli, donde no solo se destaca todo lo enorme que hizo Chiquin como jugador, el recuerdo que dejó, sino las virtudes como persona, que lo dejaron en el recuerdo de los hinchas turineses para siempre.

Más adelante, habló brevemente Néstor Sivori, hijo del legendario crack, quien visiblemente emocionado, agradeció a la gente de la ciudad, a la barra de amigos de su papa que estuvieron todos presentes, al municipio y a todos los que hicieron posible este homenaje. Mi familia esta eternamente agradecido por el cariño de toda la ciudad, la que lo vio nacer y los llevamos en el corazón, expresó Nestor, finalizando su alocución con un aplauso cerrado de los presentes.

Posteriormente, habló Rodolfo D´Onofrio, actual presidente de River Plate, quien después de firmar muchos autógrafos, recordó cuando su padre lo llevaba a la cancha a ver a Chiquín y se deleitaba con su talento. Después, contó que tuvo la posibilidad de conocerlo en Italia, donde no solo se maravilló con su juego sino con la calidad de persona que es, y que gracias a su transferencia se pudo finalizar una de las tribunas del Monumental.

Dijo que estará en cada lugar donde se rinda este tipo de homenajes a personas tan trascendentes, porque no hace más que rendirle el merecido reconocimiento que merecen. Y por último, instó a los hinchas a que sigan confiando en el equipo y que los jugadores van hacer el máximo esfuerzo para clasificar a la Libertadores.

Y por último, habló el intendente Municipal Ismael Passaglia, quien agradeció la presencia de todos, especialmente de familiares y amigos, hizo una recordación de Chiquín desde su debut en Teatro Municipal hasta el final de su carrera como deportista, su etapa como entrenador nacional y el embajador que fue para la ciudad. Reconoció que era una deuda pendiente, que la gente le hacía ver permanentemente, la de homenajear a Sivori y que estaba muy contento de que se hiciera realidad en su gestión.

Para cerrar el acto, Passaglia, que fue acompañado por su esposa, miembros del gabinete, y por el intendente de Pergamino, Omar Pacini, junto a la esposa, hijos y nieta de Enrique Omar Sivori, descubrieron el busto que inmortaliza a ENRIQUE OMAR SIVORI para siempre en nuestra ciudad, lugar que eligió para vivir y pasar sus últimos años de vida, en su querida estancia LA JUVE. Allí, afloró no solo la emoción de la familia sino de muchos de los presentes, que aprovecharon para sacarse fotos y compartir este grato momento.

La familia fue delineando el grupo escultórico que tuvo como principal objeto una réplica al natural del futbolista, con la postura, la camiseta y los rasgos del crack, en colores dorados, que lo marcan en la pose tradicional del Cabezón. La ciudad le debía un homenaje a este enorme deportista y mejor persona, que hizo de su vida un culto a la amistad, la humildad y la generosidad, cosas que no se negocian y que lo ponen en el recuerdo de las distintas generaciones, y donde San Nicolás le pudo brindar el reconocimiento que merecía.

  

SEMBLANZA DE ENRIQUE OMAR SÍVORI (Fuente: AFA)

Fue un jugador pícaro, con un bagaje cargado de potrero; intuitivo, inteligente y goleador. No desentonó en ninguna materia: tanto es así, que sumó a sus sobresalientes cualidades, una permanente entrega. Sus formidables características lo llevaron a convertirse en un futbolista de elite internacional, un guerrero de esos que todos querían alistar antes de librar las batallas decisivas.

Jugó, luchó, brilló. Lo suyo orilló la perfección. Su estatura física (1.70 metros) nada tenía que ver con su inconmensurable talla de jugador. Generador de espectáculos. Una carta de triunfo. 
San Nicolás, provincia de Buenos Aires, vio nacer a este crack el 2 de octubre de 1935. Diecisiete años más tarde, River Plate, el club que lo catapultó a la Primera División del futbol argentino: debutó el 4 de abril de 1954 ante Lanús. El cambio fue Sívori por Labruna; el chico ingresaba por un histórico ídolo de la institución y del futbol argentino. Y no defraudó. Arrancó a lo grande. River ganó 5-2 con 4 tantos de Walter Gómez y uno de su cosecha. Sus primeros pasos eran fuertes y dejaban huellas. 
Con la banda roja en el pecho jugó 3 años y obtuvo 3 títulos consecutivos (1955, 1956 y 1957). Actuaciones en gran nivel y despliegues fenomenales llevaron al Cabezón, apodo que le decían de manera cariñosa, a ser convocado a la Selección Argentina. Representó a nuestro país en 19 ocasiones (ganó 13, empato 3 y perdió 3) y convirtió 9 goles. 
Su actuación en el Sudamericano de 1957, en Lima, Perú, jamás será olvidada por la gente del futbol. Argentina fue campeón y él figura descollante. Integró una delantera conocida como los Carasucias, junto a Corbatta, Maschio, Angelillo y Cruz. Su desempeño aceleró su pase al futbol europeo. 
La Juventus de Italia pagó 10 millones de pesos y lo contrató. En la Vecchia Signora disputó 215 partidos, llegó a la red en 134 oportunidades, consiguió 5 campeonatos y en 1961 fue elegido el mejor jugador de Europa. Se convirtió en indiscutido de Juventus, su espectacular juego fue destacado por todo el mundo. Sívori deslumbró al futbol del Viejo Mundo con su potencia goleadora y su inmensa creatividad. En 1962, cuando la reglamentación era otra, defendió los colores de Italia en el Mundial de Chile (1962). 
En 1965 fichó para el Napoli y llevó al humilde equipo sureño por dos veces al subcampeonato. No demoró en convertirse en ídolo de la afición napolitana, al punto que hasta fue glorificado en una escena de una más que famosa película italiana: Sivori, tu sei il sole di Napoli. Acabada e irrefutable síntesis de la pasión que despertaba. Su carrera como jugador, cargada de gloria, reconocimiento y gol llegó a su fin en 1969. 
A Italia fue un muchacho sencillo, de barrio, bien de barrio. Y Europa nos devolvió a un gentleman" que, debido a su permanente afán por aprender, se convirtió en un hombre de mundo, conocedor de culturas y de finanzas. A tal punto que en su indomable deseo de progreso, bien asesorado, invirtió en tierras y se convirtió en próspero estanciero. 
Claro que su vida ligada al futbol lejos estaba de extinguirse, la continuó como director técnico. Fue entrenador de River, Rosario Central, Estudiantes de La Plata, Racing y Vélez y técnico de la Selección Nacional en las Eliminatorias para el Mundial de Alemania 1974, que consiguió la clasificación en el grupo que compartía con Bolivia y Paraguay. 
Fue un jugador distinto, de esos que en milésimas de segundo resuelven las situaciones más complejas. Los italianos lo definían como un "fuoriserie". Y no exageraban, era un absoluto fuera de serie. Un futbolista que trascendió más allá de fronteras y que siempre supo ponderar el buen juego y el gol sobre todas las cosas. Grande entre los grandes. 
Enrique Omar Sívori dejó este mundo el 17 de febrero de 2005. Una tribuna de la ex herradura de Núñez, la que se cerró con el dinero que produjo su venta, la ex Almirante Brown, lleva su nombre. Un más que justo reconocimiento. Asimismo en 2004 fue galardonado como uno de los mejores 100 jugadores de la historia del futbol por la FIFA. 

SU CARRERA 
Debut en la Selección Nacional: 13 de marzo de 1957, Argentina 8 - Colombia 2 en el Campeonato Sudamericano de Perú. 
Selección Nacional 1956/1957:
Partidos: 19. 
Goles: 9. 
Debut en Primera División: 4 de abril de 1954, River Plate 5 - Lanús 2. 
River Plate 1954/1957:
Partidos 63. 
Goles 28. 
Juventus, Italia 1957/65:
Partidos: 215. 
Goles: 134. 
Napoli, Italia 1965/69:
Partidos: 63. 
Goles: 12. 
Títulos:
Selección Nacional: Sudamericano 1957. 
River Plate: Campeonatos 1955, 1956 y 1957 con River. 
Juventus: Ligas italianas 1957/1958, 1959/1960 y 1960/1961 y Copas de Italia 1959 y 1960. 
Balón de Oro como mejor jugador europeo en 1961.
Su carrera como técnico:
River Plate, Rosario Central, Estudiantes de La Plata, Racing Club y Vélez Sársfield

 

ENRIQUE OMAR SIVORI (Nota de Higinio Yacopetti)

Nuestro colega y amigo Higinio Yacopetti nos acerca un material imperdible que, con mucho gusto, publicamos:

ENRIQUE OMAR SIVORI, un Cara Sucia de lujo (Nota realizada en el año 1976)Cuando transcurría el año treinta y cinco, la ciudad de San Nicolás lo vio nacer en un barrio aromatizado por la savia del fútbol. Barrio Francia, donde abundaban potreros y trenzadas futboleras, allí, -CHIQUÍN, como cariñosamente lo apodaron, supo de sus primeros pasos detrás de una pelota de cuero, goma o trapo... Hasta 1948, los torneos de baby fútbol tuvieron un condimento especial. Ir a ver equipos integrados por pibes que hacían maravillas. Entre ellos, estaba Sívori que, con su gambeta endiablada, su picardía e inspiración, deleitaba a los espectadores.-Luego incursionaría en el fútbol oficial nicoleño, donde formó parte (con tan sólo 15 años) del primer equipo de Teatro Municipal, integrando el ataque, junto a Giannacobo, Perlo, Horacio Barón y el –Indio- Soto, etapa ésta en la que regalaron un fútbol de lujo a los nicoleños.-En aquellas, ya lejanas e inolvidables tardes, era fácil advertir que si a este purrete lo acompañaba un poco la suerte, estaba en condiciones de llegar a ser un auténtico crack.  Así fue. Desde Teatro, y a comienzos de la década del 50, se incorporó a River Plate, siendo su actuación en la entidad –millonaria-, seguida con atención por los muchos nicoleños que gustaban del buen fútbol.-Llegó el día de su debut en primera división, y poco a poco su figura se afirmó hasta ser insustituible. También fue requerido por la selección argentina, integrando el combinado nacional más celebrado de todos los tiempos: aquel equipo que se consagró —en forma admirable—, campeón Sudamericano en Lima (Perú) en 1957.-El talento indiscutido de Enrique Ornar Sívori había volado más allá de las fronteras y así, en ese mismo año 57, fue vendido por River Píate al Juventus de Italia, en una suma fabulosa para la época y que le permitió, a la entidad de Núñez, cerrar su antigua –herradura-.  CHIQUÍN, ya popularizado como –El cabezón-, se llevó a Italia toda su magia futbolística y allí, primero en el Juventus, luego en el Napoli, se consagraría definitivamente como un crack excepcional, llegando inclusive a integrar la selección italiana en el mundial de 1962, donde tuvo ocasión de debutar con la casaca –azzurra-.- El aficionado italiano lo eligió como a uno de sus ídolos máximos; documentos de aquellos momentos expresaban el delirio que en el público napolitano había despertado. Pero, como todo transcurre, así también llegó el día en que este genio del balompié criollo, colgó sus botines cargados de gambetas, goles y emociones imborrables, como sólo el fútbol sabe impregnar.-Regresó a su patria y cumplió funciones de Director Técnico en algunas   instituciones   (River   Plate, Rosario Central, Estudiantes), llegando a dirigir a nuestra selección nacional, a la que clasificó para el mundial de 1974.-Luego pasaría una etapa silenciosa, dedicado a su hogar y a sus negocios, hasta que, de pronto, vuelve a Italia y es noticia nuevamente al ser nombrado director de una escuela de futbol, y luego, al ser contratado como periodista deportivo por la televisión italiana, a efectos de comentar los partidos del campeonato italiano.-Ésta es, a grandes pinceladas, la biografía de un ídolo del fútbol mundial. (Opinión reciente de Pelé que expresó: Sívori y Di Stéfano son los más grandes jugadores que el fútbol argentino ha dado).  A este hombre, conquistador de fama a puro talento e hijo de estas tierras arroyeñas, es a quien hoy deseamos recordar con el mismo calor que su andar por las canchas nos deparó.-Hermoso sería que en nuestro fútbol de hoy volvieran a surgir muchos Sívori. (YACO).